sábado, 24 de noviembre de 2007



El lugar protejido.Acrílico sobre tela. 1 x 0.70 m

Me gusta pensar que puede haber un lugar seguro, invariable, un espacio que contenga y que a la vez deje estar. Me gusta, por las noches, cuando estoy a punto de dormir, creer que la oscuridad es como una piscina, inmensa, tibia, esperándome para abrazarme. Que puede existir ese lugar junto a algo o a alguien, o de cualquier forma, y que ahi el tiempo sea innecesario y los pensamientos floten sin que se fijen mucho rato en la mente. Me gusta pensar así, especialmente cuando estoy cansado y el mundo de afuera me ha colmado. Es bonito. Se los aconsejo.

1 comentario:

enma dijo...

quisiera en contrar ese lugar dentro de mí....