martes, 15 de julio de 2008

Ahuyentador de penas



Tinta china y acrílico sobre MDF

Al principio no sabía qué forma podría tener un ahuyentador. Primero pensé en una especie de arma. Luego se me ocurrió buscar una forma que sea temida. Un ser que de manera universal, cause miedo. Así llegué a la araña, que, por ser un insecto que se encuentra en cualquier parte, siempre ha generado mucho pánico justificado o no. Habrá que ver si surte efecto con las penas.

5 comentarios:

Genaro Bernilla dijo...

jajaja, necesito uno de estos !!!

Anónimo dijo...

definitivamente creo que podrí ahuyentar una pena pero definitivamente introducir miedo seguido por pánico y luego trauma y frustracion dando su vuelta cíclica llegando a la pena.

fito espinosa dijo...

jajaja, claro, entiendo. Habría que empezar diciendo que estos artefactos son absurdos y lo que intento con ellos es mostrar soluciones imposibles y decir que en verdad nada externo podrá ayudar. Pero dentro de esa lógica (de la parodia) tienen que ser coherentes.

La Chica De Pelo Marrón dijo...

idem a genaro, exactamente venía con la idea de poner eso.

*Ely* dijo...

Fito puedo regalarselo a mis pacientes?
jajaja pero al final de la consulta.
y llevar conmigo uno porque de vez en cuando ma da por ahí...
jajaja muy curiosa la araña.