martes, 2 de octubre de 2007


La chica y la jaula

Tengo una historia que se llama "el chico que tenía un pájaro en la cabeza", y esta es la versión femenina del asunto. Aún no la he terminado, está en espera desde hace algunas semanas, a veces, sucede así. La idea partió de tener algo y no poder sacarlo o mostrarlo. Luego lo de la jaula y los pájaros. Pensar en que, finalmente cuando algo es importante, es inevitable que siga su camino, incluso a pesar de nosotros mismos.

3 comentarios:

Vanessa dijo...

Me gusta la idea de representar con un pájaro lo q tenemos en la mente. En tu pintura hay dos pájaros, uno en la jaula y el otro libre. Yo lo veo como las cosas q no nos atrevemos a compartir con el mundo, lo oscuro y misterioso q habita en nuestro subconciente y a veces sale a la luz sin q nos demos cuenta y de una forma inconciente. Me encanta tu pintura, gracias por invitarme a compartir este blog.

fito espinosa dijo...

Gracias por tu comentario. Lo has complementado con una visión muy adecuada a la historia. Si nos diéramos cuenta de la cantidad de energía que soltamos de manera inconciente, seguramente nos quedaríamos impresionados. Cosas positivas y otras no tanto, ¿cuál será el porcentaje de cosas que hacemos racionalmente concientes durante un dia?

kty dijo...

somor humanos ¿xq carajo somos humanos?.