miércoles, 19 de septiembre de 2007

Almas gemelas
acrílico sobre tela
1.30 x 1.30 m
¿Alguno de ustedes me podría decir que nunca ha pensado en tener un alma gemela en las antípodas de esta tierra?

La princesa en su fortín
acrílico sobre tela


Laberinto
acrílico sobre tela
1.30 x 1.30 m

Hay una sola salida. Un único camino. Eso lo sabemos. O por lo menos lo intuimos. Pero existe cierto placer en construirse grandes paredes alrededor. Las circunvoluciones cerebrales pueden convertirse en un gran laberinto, en un bello e intrincado laberinto para refugiarnos de algo. Pero a la vez puede ser una invitación. Un acertijo antiguo para esperar. Esperar a alguien que sepa algo que no sabes qué, pero algo al fin de cuentas que lo haga sortear un intrincado camino. Aunque pensandolo bien, debe ser un lugar cómodo, y quizás sola se la pasa mejor, no?



Puente

Una majestuosa forma para poder llegar. Un camino fabuloso entre dos personas. A modo de acueducto romano para transportar líquido. Puro. Desde lejos.


3 comentarios:

algo dijo...

bello e intrincado, pero a veces solitario. esperaremos a alguien.

fito espinosa dijo...

jaja, si pues, la cosa es cuan intrincado y difícil le ponemos el recorrido. Ni tan imposible que nadie pueda llegar,ni tan fácil que aburra.

Anónimo dijo...

de repente alguien está perdido en el recorrido. de repente varios. de repente yo.