martes, 17 de junio de 2008

jardín

Cuántas veces
puedo repetir
tus ojos
como palabras
cuántas
tardes increíbles
de jardín iluminado
bajo el sol
te extrañan.

El vino
abre espacios
entre un pensamiento
y otro
permite colar
pequeñas melodías
que vuelan
y nunca es fácil
nunca
librarse
de algunas.

Nada
en el mundo
ni el adormecimiento
ni una súbita
tristeza
me harán alejarme
de mí.

Pero el pasto
y el jardín
a ratos
te extrañan.

La miopía
y la delgadez
son sólo razgos
que pueden definir.
Sin embargo
hay algo que sí me preocupa
una leve propensión
cierta debilidad
o tendencia
a la desaparición.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

I am the escaped one,
After I was born
They locked me up inside me
But I left.
My soul seeks me,
Through hills and valley,
I hope my soul
Never finds me.

Fernando Pessoa

F.

Anónimo dijo...

Por onde andas?
Precisamos de ti aqui...

Fab

Flor dijo...

Hey Fito: Que lindo este poema. Tu blog esta super.
Queria saber si se tienes E-Mail para contactarte.

fito espinosa dijo...

mi correo es chicomalaespina@yahoo.com

daniel dijo...

bienvenido al sueño donde manda el dueño,
entra en el abismo q no haz conocido nada aun,
gracias xla sangre, nos hacia falta
gracias x los gritos, nos hicieron llorar.

bienvenido al sueño q nunk akabara,
ten cuidado con las pulgas, te pueden tragar,
mira bien tus pasos, puedes resbalar...


danielpbg@hotmail.com

Anónimo dijo...

Daniel felicito-te pelo "sueño donde manda el dueño"! Simples e eficaz.
F.